YO soy mucho de la Montaña. Soy de la Montaña de toda la vida. De la mar de Castilla. De la que crió a media España con el Pelargón que Nestlé hacía en La Penilla. Soy de la Montaña del sobao pasiego.La que inventó la emigración antes que nadie y eso de los emprendedores antes que existiera tal palabra. Hablo de la Montaña de los montañeses de Sevilla y de los chicucos de Cádiz. La de los jándalos que se vinieron a trabajar a Andalucía con pantalón corto, se pasaron la vida detrás del mostrador de un almacén de ultramarinos o de una tienda de comestibles, durmieron debajo de ese mismo mostrador sin quitarse el babi de crudillo, ahorraron y cuando tuvieron un dinero se establecieron como comerciantes, con tiendas que pregonaban poemáticos nombres en recuerdo de su tierra: El Valle del Pas, La Flor de Toranzo, La Gloria de Villacarriedo. Esa es mi Montaña, qué Cantabria ni Cantabria.ANTONIO BURGOS.

lunes, 24 de febrero de 2014

Enrique Diego Madrazo y Azcona




El doctor Madrazo nació en 1850 y murió en 1942. Renovador de la cirugía española, filántropo, sociologo, dramaturgo y generoso mecenas del teatro. Todo lo que puede ser un hombre de ciencia dotado de milagrosa mentalidad. Estudió la carrera de medicina en las universidades de Valladolid y Madrid, terminando sus estudios en 1870. Completa su formación en Francia y Alemania, aprendiendo las técnicas más modernas que más tarde intentaría introducir en España. En 1883 imparte clases en la Facultad de Medicina de Barcelona. Pasa a ejercer la medicina privada, llegando a realizar operaciones en su propio domicilio debido a las deficientes instalaciones con las que contaban los hospitales de la época. En 1894 inaugura un sanatorio en Vega de Pas. Dos años más tarde se traslada a Santander creando el primer sanatorio privado con que contará la ciudad, de mayor capacidad y más fácil acceso que el primero. En 1910 crea un complejo escolar en Vega de Pas, donde antes estuvo situado el Sanatorio.
Related Posts with Thumbnails