YO soy mucho de la Montaña. Soy de la Montaña de toda la vida. De la mar de Castilla. De la que crió a media España con el Pelargón que Nestlé hacía en La Penilla. Soy de la Montaña del sobao pasiego.La que inventó la emigración antes que nadie y eso de los emprendedores antes que existiera tal palabra. Hablo de la Montaña de los montañeses de Sevilla y de los chicucos de Cádiz. La de los jándalos que se vinieron a trabajar a Andalucía con pantalón corto, se pasaron la vida detrás del mostrador de un almacén de ultramarinos o de una tienda de comestibles, durmieron debajo de ese mismo mostrador sin quitarse el babi de crudillo, ahorraron y cuando tuvieron un dinero se establecieron como comerciantes, con tiendas que pregonaban poemáticos nombres en recuerdo de su tierra: El Valle del Pas, La Flor de Toranzo, La Gloria de Villacarriedo. Esa es mi Montaña, qué Cantabria ni Cantabria.ANTONIO BURGOS.

jueves, 26 de marzo de 2009

Europa aeterna: Kölner Dom


El 9 de noviembre de 1982, el papa Juan Pablo II manifestaba en la catedral de Santiago de Compostela: “la identidad europea es incompatible sin el cristianismo, porque en él se hallan aquellas raíces comunes de las que ha madurado la civilización del continente, su cultura, su dinamismo, su actividad, su capacidad de expansión constructiva, también, en los demás continentes, y en una palabra, todo lo que constituye su gloria”.
Desde Santiago te lanzo, vieja Europa,
un grito lleno de amor:
Vuelve a encontrarte.
Sé tú misma.
Descubre tus orígenes.
Aviva tus raices.
Juan Pablo II.

La Catedral de Colonia (Kölner Dom en alemán), de estilo gótico, comenzó a construirse en 1248 y no se terminó hasta 1880. Está situada en el centro de la ciudad de Colonia. Es el monumento más visitado de Alemania. Con sus 157 metros de altura fue el edificio más alto del mundo hasta la culminación del Monumento Washington en 1884, con 170 metros.
Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1996.

1 comentario:

Bea dijo...

Es impresionante: impresiona y deja sin aliento contemplar sus filigranas, su esbeltez, la delicadeza de sus acabados...uno la ve y se queda sin palabras (Ohne Wörter como dicen los alemanes)
El interior, no es menos espectatular, delicado, recogido, sobrio, bello...
Si uno tiene la suerte, además, de estar dentro cuando se celebre algún oficio religioso, aun sin saber alemán, se maravilla de la solemnidad con la que se celebra, el silencio con que se medita, la participación cuando se canta...
Muy alemana, y muy católica: En la catedral se veneran desde hace siglos los restos de los Reyes Magos.
La JMJ 2005 se celebró allí, y tenía como lema "hemos venido a adorarle" haciendo referencia a los reyes magos y al espíritu de los miles de jóvenes que se acercaron allí para celebrar juntos
Köln, Colonia ... os la recomiendo

Related Posts with Thumbnails