YO soy mucho de la Montaña. Soy de la Montaña de toda la vida. De la mar de Castilla. De la que crió a media España con el Pelargón que Nestlé hacía en La Penilla. Soy de la Montaña del sobao pasiego.La que inventó la emigración antes que nadie y eso de los emprendedores antes que existiera tal palabra. Hablo de la Montaña de los montañeses de Sevilla y de los chicucos de Cádiz. La de los jándalos que se vinieron a trabajar a Andalucía con pantalón corto, se pasaron la vida detrás del mostrador de un almacén de ultramarinos o de una tienda de comestibles, durmieron debajo de ese mismo mostrador sin quitarse el babi de crudillo, ahorraron y cuando tuvieron un dinero se establecieron como comerciantes, con tiendas que pregonaban poemáticos nombres en recuerdo de su tierra: El Valle del Pas, La Flor de Toranzo, La Gloria de Villacarriedo. Esa es mi Montaña, qué Cantabria ni Cantabria.ANTONIO BURGOS.

lunes, 31 de diciembre de 2012

Las tostadas


Las tostadas son un dulce navideño típicamente montañés,que no falta en ningún hogar en estas fechas.En otras regiones españolas se consumen en Semana Santa.

Su elaboración es muy sencilla.Os propongo la receta que he encontrado, junto co la foto en
http://dulcisimosplaceres.blogspot.com
:


Ingredientes:
2 panes especiales de torrijas
2 L. de agua
1 L. de leche
1 palo canela en rama
Canela en polvo
La peladura de 1/2 limón
Azúcar (según el punto de dulzor que se le quiera dar)
Huevos
1/2 Kg. de mantequilla
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
Poner en una cazuela el agua, la leche, el azúcar, la mitad de la ralladura de limón, la canela en rama y en polvo (a gusto), dejar cocer cinco minutos. Cuando veamos que empieza a cocer, bajar el fuego para que la leche no se salga de la cazuela. Mientras tanto, se parte el pan en rodajas de un poco más de un dedo de grosor. Cuando tenemos todo el pan partido, lo mojamos en la mezcla preparada anteriormente y lo vamos poniendo en una fuente.
Ponemos en una sartén aceite de oliva, la mitad de la mantequilla y el resto del limón. Cuando esté caliente, retiramos el limón pasamos las torrijas por el huevo batido y las vamos friendo con cuidado de que no se quemen y las vamos poniendo en una fuente. A medida que vayamos necesitándolo, añadiremos más mantequilla a la sartén.
Yo las sirvo solas, pero hay quién las espolvorea con azúcar glass, ó prepara un almíbar con agua y azúcar.

1 comentario:

Isabel M. dijo...

Gracias por la receta. Y FELIZ 2013

Related Posts with Thumbnails