YO soy mucho de la Montaña. Soy de la Montaña de toda la vida. De la mar de Castilla. De la que crió a media España con el Pelargón que Nestlé hacía en La Penilla. Soy de la Montaña del sobao pasiego.La que inventó la emigración antes que nadie y eso de los emprendedores antes que existiera tal palabra. Hablo de la Montaña de los montañeses de Sevilla y de los chicucos de Cádiz. La de los jándalos que se vinieron a trabajar a Andalucía con pantalón corto, se pasaron la vida detrás del mostrador de un almacén de ultramarinos o de una tienda de comestibles, durmieron debajo de ese mismo mostrador sin quitarse el babi de crudillo, ahorraron y cuando tuvieron un dinero se establecieron como comerciantes, con tiendas que pregonaban poemáticos nombres en recuerdo de su tierra: El Valle del Pas, La Flor de Toranzo, La Gloria de Villacarriedo. Esa es mi Montaña, qué Cantabria ni Cantabria.ANTONIO BURGOS.

sábado, 14 de junio de 2014

Embarrancado sobre 11 toneladas de almejas



Fuente:Cantabria Querida

En la Gaceta del Norte del 10 de marzo de 1972 se dio a conocer la noticia del embarrancamiento sobre 11 toneladas de almejas, del Almenara. En la fotografía da la sensación de estar posado sobre un importante criadero de almejas en el que acababan de ser depositados 11.500 kilos de estos moluscos adquiridos con tal finalidad en Bilbao. Al Suroeste de nuestra bahía en la Isla de la Hierba tiene montado un laboratorio el Instituto Oceanográfico . Y en su entorno la llamada punta de Urro, existe un parque para cría y engorde de almejas. Sobre ellas fue a detenerse el Almenara. El Almenara se hallaba en el fondeadero en espera de las obras de transformación ya iniciadas. Uno de los fuertes temporales de días pasados, con vientos de considerable velocidad, rompió las amarras y el barco quedó al garete.
Related Posts with Thumbnails