YO soy mucho de la Montaña. Soy de la Montaña de toda la vida. De la mar de Castilla. De la que crió a media España con el Pelargón que Nestlé hacía en La Penilla. Soy de la Montaña del sobao pasiego.La que inventó la emigración antes que nadie y eso de los emprendedores antes que existiera tal palabra. Hablo de la Montaña de los montañeses de Sevilla y de los chicucos de Cádiz. La de los jándalos que se vinieron a trabajar a Andalucía con pantalón corto, se pasaron la vida detrás del mostrador de un almacén de ultramarinos o de una tienda de comestibles, durmieron debajo de ese mismo mostrador sin quitarse el babi de crudillo, ahorraron y cuando tuvieron un dinero se establecieron como comerciantes, con tiendas que pregonaban poemáticos nombres en recuerdo de su tierra: El Valle del Pas, La Flor de Toranzo, La Gloria de Villacarriedo. Esa es mi Montaña, qué Cantabria ni Cantabria.ANTONIO BURGOS.

martes, 8 de julio de 2014

LOS SERRONES





Cantabria al ser una región muy montañosa ha tenido una gran riqueza y variedad de árboles. Por ello abundaba el oficio de serrón, nombre derivado de las grandes sierras que utilizaban. Su labor consiste en cortar y talar árboles y después hacer leña, vigas,tablas,traviesas u otros encargos. No valía cualquiera para serrón, había que ser fuerte y tener gran resistencia debido al desgaste físico del oicio. Los serrones podían trabajar a tiempo parcial, cuando recibían algún encargo de vecinos para cortar un determinado numero de árboles. EL resto del tiempo se podían dedicar a la carpintería, a la panadería o podían ayudar también a canterosa construir edificios. En las zonas de costa había quien trabajaba permanentemente de serrón para las empresas de astilleros, en cambio en zonas del interiorhacían cuadrillas y trabajaban en otras zonas o fuera de la región .Se trabajaba de sol a soly el salario era muy variable Los troncos eran transportada desde el monte con una rabona, que era una especie de carro chillón muy robusto que no lleva ni sogado, ni estadojos. Llevaba atrás una cadena que se ataba al tronco y que era arrastrada por una pareja de vacas o bueyes.
 De los libros de "Las cosas del Candelario"
Related Posts with Thumbnails