YO soy mucho de la Montaña. Soy de la Montaña de toda la vida. De la mar de Castilla. De la que crió a media España con el Pelargón que Nestlé hacía en La Penilla. Soy de la Montaña del sobao pasiego.La que inventó la emigración antes que nadie y eso de los emprendedores antes que existiera tal palabra. Hablo de la Montaña de los montañeses de Sevilla y de los chicucos de Cádiz. La de los jándalos que se vinieron a trabajar a Andalucía con pantalón corto, se pasaron la vida detrás del mostrador de un almacén de ultramarinos o de una tienda de comestibles, durmieron debajo de ese mismo mostrador sin quitarse el babi de crudillo, ahorraron y cuando tuvieron un dinero se establecieron como comerciantes, con tiendas que pregonaban poemáticos nombres en recuerdo de su tierra: El Valle del Pas, La Flor de Toranzo, La Gloria de Villacarriedo. Esa es mi Montaña, qué Cantabria ni Cantabria.ANTONIO BURGOS.

jueves, 2 de abril de 2009

La Hermandad de los montañeses de La Isla

Nuestro Padre Jesús Nazareno.San Fernando, Cádiz.

Una de las más notables hermandades de La Isla de San Fernando, Cádiz, la Venerable Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores, fue fundada por montañeses a finales del siglo XVII.
El notable desarrollo demográfico y económico de la antigua Real Isla de León, hoy San Fernando,hizo que fuera poblándose con gentes procedentes de todo el reino, quienes buscaban la prosperidad en la ciudad de La Isla.
Un sector muy importante de esa sociedad emergente estaba compuesto por los montañeses, término con el que aquí se designaba genéricamente a los naturales u oriundos de Cantabria, Asturias y zona norte de las actuales provincias de Burgos y Palencia, que por entonces formaban una entidad geográfica unida por estrechos lazos. Este grupo social copaba en la Isla de León, casi monopolizaba, un sector económico muy concreto: el abastecimiento de la localidad, el comercio de ultramarinos en tiendas de comestibles, así como la explotación de tabernas y mesones, es decir lo que hoy llamaríamos hostelería local. Pronto se agruparon en un gremio, que fue denominado precisamente “de los montañeses”, regulado por sus propias ordenanzas, a semejanza de lo que sus paisanos habían hecho en Cádiz.Cuenta la Leyenda que en el antiguo Mesón del Duque en las curvas de Capitanía, hoy en día desaparecido, desgraciadamente, se produjo una reyerta de unos huéspedes italianos que estaban hospedados en el citado mesón. Debido a esa reyerta salieron huyendo y cuando los propietarios del Mesón del Duque fueron a ver lo que se habían dejado esos italianos, cuál fue la sorpresa que en un baúl encontraron la cabeza y las manos del que es hoy en día El Señor de La Isla.
Con la misma prontitud, los montañeses decidieron ponerse bajo el patrocinio de una advocación religiosa como solían hacer todos los gremios por entonces. Incluso agrupándose en Hermandad o Cofradía. Y careciendo por entonces la devota imagen de Jesús Nazareno de una asociación de fieles que le diera culto asiduamente, y siendo además la única que todavía no poseía un altar y capilla propia en la nueva iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo, decidieron ponerse bajo su patrocinio y formarle una hermandad o cofradía.
En efecto, la Venerable Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno, creada por el gremio de montañeses de la Isla de León, fue aprobada y erigida canónicamente por el Obispo Fray Tomás del Valle en un decreto fechado en Cádiz el 24 de Agosto de 1768. Inmediatamente la junta de gobierno de la nueva cofradía adquirió a censo redimible la capilla y el altar de los pies de la nave de la epístola de dicha iglesia, la misma donde todavía hoy día se venera la querida y popular imagen de Jesús Nazareno. Y en ese mismo año de 1768 formó y redactó las constituciones u ordenanzas por las que había de regirse en adelante.
Don Pedro de la Guerra y Calderón, el primer hermano mayor era natural de Ibio, municipio de Mazcuerras, y falleció en la Isla de León el 3 de Julio de 1788 a los 82 años. Ya en el año 1745 consta como residente y con tienda de comestibles en la Isla. En un documento del año 1764 se le cita como dueño y administrador de tiendas de montañés. Precisamente en 1768 (el año de la función) fue elegido diputado de abastos anual del Ayuntamiento isleño. Durante el bienio 1774-1775 fue además regidor (concejal) de este Ayuntamiento.
Diego López de Tagle y de la Cuesta, el mayordomo, era natural de Media Concha, en el Valle de Iguña, falleció en Sanlúcar de Barrameda el 16 de Abril de 1793. Igualmente fue proveedor de tiendas de montañés y propietario de varias de ellas. En 1774 fue nombrado veedor o Inspector de comestibles por el Ayuntamiento isleño, argo que mantuvo y desempeñó en años sucesivos. De la partición de sus bienes, efectuada tras su muerte, resultó D. Diego López, desempeñando ambos el cargo en los años siguientes. Al mismo tiempo, fue durante unos años asentista encargado del abasto y provisión de aceite al municipio.
El secretario, Domingo de los Hoyos y Gutiérrez de la Gándara, era paisano del fiscal, puesto que también nació en el citado lugar de Villanueva (Mazcuerras), falleciendo en la Isla en 1799. Durante más de cuarenta años fue también síndico (administrador o representante) de la comunidad de frailes del Hospicio de San Francisco establecido en esta villa. Fue copropietario de una compañía de negocios en sociedad con el citado D. Diego López de Tagle, con quien también poseía a medias cerca de veinte tiendas de comestibles y tabernas de montañés en La Isla. Además poseía otras propiedades en el lugar de Villanueva. En 1777 consta como diputado de abastos del Ayuntamiento isleño. Fue Regidor municipal en el bienio 1788-1789 y entre los años 1794-1797.
El gobierno de la hermandad de Jesús Nazareno de la Isla de León recayó desde el principio de su historia en la comunidad montañesa de esta localidad. Con estas características, composición y obligaciones continuó la hermandad de Jesús Nazareno durante sesenta años.
En 1830 fue renovada como Congregación de Jesús Nazareno por devotos pertenecientes a otro grupo social: la Real Armada.
La imagen de Jesús Nazareno es de autor anónimo y de escuela italiana.
Foto:http://www.nazarenodelaisla.es. Fernando Fossati.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails